Nuestro Padre Jesús Nazareno protagonista del Miércoles Santo de Gádor

Las cornetas y tambores siguen marcando el discurrir de la Semana Santa gadorense. En la noche del Miércoles Santo fue la el Vía Crucis de Nuestro Padre Jesús Nazareno el que hizo acto de presencia en las calles de la Villa de Gádor, que ya habían sido preparadas y decoradas por el Ayuntamiento previamente.
Destaca la “solemnidad” que sigue a una de las Cofradías con más solera de Gádor, ya que fue fundada en 1955. Y es que no se puede hablar en otros términos al ver avanzar la magnífica talla, de gesto doliente, a lo largo de todo su recorrido.

Este año, las calles que ha pisado Nuestro Padre Jesús Nazareno, desde su partida a las diez y media de la noche desde la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario, han sido Calle Mártires de la Libertad, Plaza de la Ermita, Calle la Paz, subida por la Calle Real, llegada a la Plaza de la Constitución – donde se ubica el Ayuntamiento -, y de ahí, regreso a Nuestra Señora del Rosario.

Los penitentes, van ataviados, todos ellos con túnicas de color morado y cordón amarillo y sandalias. La mayoría de estos penitentes realizan el recorrido acompañando al trono con el rostro tapado, una costumbre que es habitual desde el comienzo de este tipo de marcha religiosa. La procesión del Vía Crucis rememora las diferentes estaciones penitenciales que sufrió Jesucristo cuando fue prendido por los romanos y conducido al Monte Calvario con la cruz a hombros para ser crucificado.

Los miembros de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno volverán a desfilar con la imagen del Nazareno, pero esta vez revestido con lirios de color morado, en la procesión del Encuentro de hoy, Jueves Santo, después de la Misa que se celebrará a las cinco y media de la tarde. Ya a las doce de la noche, saldrá en procesión la procesión del Calvario, Cofradía del Cristo del Perdón y San Juan Evangelista. Para esta tarde, cuando se celebrará el Encuentro de todas la Cofradías y Hermandades de Gádor, las mismas ya han trabajado, para que el mismo se produzca de una forma tan óptima como lo hace todos los años.

Mañana, Viernes Santo, también después de la Eucaristía de las cinco y media, procesionará el Santo Entierro y, de nuevo a las doce de la noche, la Cruz del Sudario, que representa el descendimiento de Nuestro Señor Jesucristo después de su fallecimiento, cuando es bajado al Sepulcro para su entierro. La cruz va portada por un grupo de costaleros y en los pies de la misma va un ramo de lirios atado con un lazo negro.

Fuente: Teleprensa

Comentarios