Quinario del Silencio


Ha comenzado en la iglesia de San Agustín el quinario en honor la Cristo de la Redención.

El acto se desarrolla en un ambiente sobrio e intimista, que invita al recogimiento de los asistentes a través de la creación de un espacio de auténtica reflexión.

El Cristo tendido delante del altar es iluminado por un haz de luz, el resto de la iglesia permanece en penumbra, sólo iluminada por algunos cirios convenientemente situados en el altar. Además, todo el acto se encuentra ambientado con música de capilla o música gregoriana, para facilitar el proceso de meditación de los hermanos.

Todo el quinario versará sobre la oración que Él nos enseño, el Padrenuestro, que será desglosado en cada una de las advocaciones que contiene a lo largo de estos días.

Comentarios