"Tonto del capirote"


El castellano está lleno de expresiones curiosas acuñadas a lo largo de los años y que en la actualidad, aunque son usadas con frecuencia, a veces desconocemos su verdadero origen.

Un ejemplo de ello es la expresión “tonto del capirote”:
Es una expresión coloquial que identifica al mentecato, al necio, al bobo y al ignorante.

La palabra capirote no se refiere al usado por los penitentes sino que hace referencia a una especie al cucurucho que antiguamente se colocaba en la cabeza de aquellos niños, que se portaban mal en los colegios, no cumplían con las tareas o no respondían adecuadamente a las preguntas del profesor.

Cuando alguna de estas situaciones ocurría se le enviaba como penitencia a un rincón de la clase con el capirote en la cabeza.

Comentarios