Pregón de Albox y presentación de su cartel

Miguel Ángel Molina ha sido este año el encargado de pregonar la Semana Santa de Albox 2009. Este cofrade supo llegar al corazón de los vecinos albojenses con una alocución muy sentida, con palabras llenas de sentimiento y cargadas de alusiones familiares. "La pasión de mi vida ha sido y es la música. El amor de mi vida, la luz de cada mañana y mi reposo ha sido y es el Profeta de la misericordia de Dios, Jesús de Nazaret" confesó el pregonero.

El pregón, que fue muy emotivo y estuvo lleno de sentimiento, recordó momentos especiales de la vida de su autor: "En los diecisiete años de cofrade he recibido más de lo que he podido dar, he aprendido más de lo sabido, he sufrido lo que no debería haber sufrido, y el tesoro de la amistad se ha enriquecido con muchos corazones grandes de latidos constantes".

En el acto, que también sirvió para presentar el cartel anunciador de la Semana Santa, también hizo mención a diferentes experiencias personales de Miguel Ángel. "Me hicieron cofrade del Encuentro casi por compromiso de su hermano Mayor entonces, y sin darme apenas cuenta, al mes estaba trastocando la estética del paso de mi Virgen de La Amargura, poniendo flores en la noche del miércoles Santo y conteniendo las primeras lágrimas" explicó Molina García.

Tras ganarse los aplausos del público, Molina García concluyó su emotivo pregón animando a todas y todos los cofrades que, pese a la tibieza de éste nuestro tiempo y al eslogan de que "probablemente Dios no existe, disfruta la vida", siguen manteniendo la alegría y el gozo de la esperanza de sentirse amados y mimados por el Dios de la Misericordia, empeñados, desde la flaqueza y con la fortaleza, en anunciar que la ternura del Padre y su amor son el motor de sus vidas y, que el Hijo de María sigue bullendo en nuestra sangre, en la mente y en el alma, porque es pan que nos alimenta y nos endiosa, haciendo que muchos corazones continúen latiendo al unísono en la misma sinfonía divina" .

Texto: Teleprensa.

Comentarios