Ser Silencio se toma un respiro...

No me gustan las despedidas.

De hecho, nunca digo "adiós" o "hasta siempre". No me gusta pensar que algo bueno se acaba, lo bueno siempre pervive en nuestros corazones.

Por esto, una vez más, no diré ninguna de esas dos expresiones que no me agradan en absoluto. Yo prefiero decir esto:

¡Gracias y hasta pronto!


SER SILENCIO

Comentarios