Artículo: El cortejo procesional.

Las hermandades y cofradías almerienses tienen ciertos rasgos que dotan a nuestra Semana de Pasión de una personalidad propia · La procesión está constituída por piezas que deben encajar perfectamente.

Ante la ortodoxia que representa la forma de procesionar en Sevilla y Málaga, las Hermandades y Cofradías almerienses tienen ciertos rasgos que dotan a nuestra Semana de Pasión de una personalidad propia. Generalizar diciendo que a la salida del templo, abre el cortejo procesional la Cruz-guía, insignia representativa de madera hueca que se acarrea con correaje. Va flanqueada por faroles de acompañamiento de metal. A continuación destaca el Libro de Reglas sobre bandeja de plata o almohadón que rigen la Hermandad desde su fundación y su pase por tribuna oficial donde firman las autoridades que presiden. La Cruz Parroquial de la sede canónica suele sacarse además en la Estación de Penitencia.

En el sitio asignado por la papeleta, caminan dos hileras de Nazarenos. La última tendencia no es el cíngulo y la capa, sino el amplio cinturón de abacá de las túnicas de cola, recogida sobre el brazo izquierdo. Se ajusta mediante correilla y en las caderas tiene unas presillas para insertar el cirio al marchar. El antifaz cubre el rostro y queda enhiesto por el capirote. La caída es sobre los hombros y centrado el escudo en el pecho. Los infantes avanzan con capelina a cara descubierta. El calzado negro o sandalia o alpargatas o descalzo, por penitencia. El Diputado de tramo cuida con su palermo o vara de mando la compostura, distancias y encendido de cirios y ordena parón o reanudar la marcha. También portan los nazarenos la bandera de paso identificativas de la sección del cortejo, el guión-estandarte, banderín de la Virgen y el Senatus con las siglas SPQR: "Senatus Populusque Romanus". Las Bocinas gran tamaño con paño son cargadas al hombro adelantándose al Paso.

El Mayordomo tiene mando en cada sección del desfile de penitencia. Pertiguero es el acólito que llevando una pértiga de plata, va al cuidado de los Ciriales, ordenándoles alzar o bajar los mismos. La túnica que viste se llama ropón del pertiguero. Y Maniguetero es el Nazareno con antifaz de verdugo que apoya la mano sobre la manigueta o mango de orfebrería o madera en la delantera y trasera del Paso. Los niños Acólitos visten con sotanas y roquetes blancos y agitan incensiarios y navetas.

Cierra el estandarte las insignias de la procesión, precediendo el último paso y delante de las Mantillas (que cubren su cabeza con peineta con guarnición de tul o encaje que cae sobre los hombros y parte de la espalda) o Camareras -que tienen a su cargo vestir a una imagen- y del Consiliario, Hermano Mayor y Autoridades. Consiste en una banderola de terciopelo bordado con hilos de oro, con el escudo y anudado a su centro y remate abierto en forma de cola de pez, de ahí que se conozca popularmente como "bacalá". Está escoltado por dos Nazarenos con varas.

Al paso de los tronos se cantan Saetas o copla flamenca de motivo religioso. Al lado del Palio avanza trajeado el apagavelas con caña alta terminada en caperuza metálica y que va provista de un rollo de pabilo para encenderlas. También lleva un alza-cable para levantar los objetos que dificultan el movimiento del trono.

Capataz es el cofrade que guía cada Paso. De no portarse con varales a hombros de Horquilleros, los Costaleros son los hermanos que en cuadrilla para cada relevo lo cargan sobre sus hombros o bien a costal, recayendo el peso sobre sus cervicales. La faja les protege la zona lumbar y la morcilla, las vértebras. Respiran a través de la celosía. Bailan el trono con la mecida del Paso a distinto ritmo: siendo "chicotás" las largas caminatas sin pausa y "a carrerilla" los pasos cortos y ligeros. "Igualá" es el acto por el que el Capataz ordena según altura a los Costaleros en las trabajaderas, con distinto nombre: "corriente" al de las filas centrales, "contraguía", el que ayuda al Capataz en el mando del paso por detrás para que los últimos costaleros lo oigan y "patero" al que va en primera o última fila junto a la pata del Paso. Sacia la sed el Aguador con su botijo o latilla.

Se denomina Imagen a la representación de Cristo y la Virgen María en madera, escayola u otros materiales. El Paso es la Imagen o grupo de Imágenes que representan un suceso de la pasión de Cristo y se saca en procesión en Semana Santa, y Misterio, cada uno de los pasos de la sagrada vida, pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo, o de la participación de la Virgen en ellos cuado se considera, con separación.

Son variadas las flores con que se exornan los Pasos. Para la Virgen, blancas: clavel, rosas y gladiolos, nardos, iris, lirios, orquideas, o azahar. Los pasos de Cristo y misterio se ornamentan con claveles rojo, lirios e iris morados en forma de monte, llamado Calvario. Con el llamador, aldaba de plata u otro metal o medar decorativos, se avisa a los Costaleros y la campana de trono sin bandajo colocada en el centro de los varales delanteros sirve para anunciar a toque de martillo el momento de parar o echar a andar.

El Cristo suele ser escultura completa esculpida en toda su anatomía, con su paño de puera o sudario y sobre dicha talla se coloca el camisón y sobre éste la túnica. Potencia es cada uno de los grupos de rayos de luz que en número de 3 se ponen en algunas imágenes. El blandón es un candelero de gran tamaño que se sitúa en las esquinas de ciertos pasos de los Crucificados para sostener un cirio muy grueso llamado hachón. El Paso habitualmente posee también cartelas o retablillo de alto relieve, policromado, que escenifican escenas de la Pasión.

En cambio, la Virgen que procesiona es una "Imagen de candelero" o talla sólo hasta la cintura y desde ésta a los pies la sujeta el llamado candelero, una especie de cono truncado hecho de listones cubiertos por una tela gruesa o panel. Sobre este candelero se visten las prendas y encima la saya de la Virgen. Toca es encaje de malla bordado o liso que lleva la Señora bajo la corona y que termina a medio brazo de la Imagen, y tocado son los encajes tisúes, rasos o tules que enmarcan su rostro o mascarilla.

La Dolorosa luce corona de joyería trabajada en plata u oro, con pieza central que se ciñe a las sienes de la Imagen (llamada canastilla) y alrededor, una aureola rematada de rayos o ráfagas, terminados en estrellas. Pero si se trata de una Virgen con Cristo Yacente o cuando ésta ocupa un paso de calvario, fijará en su cabeza diadema (especie de ninbo o resplandor de mayor tamaño y de metales preciosos, rematado de ráfagas y estrellas). Miniatura es la imagen, capilla, ostensorio o similar, que ubicada tras el llamador en el centro de la calle de la candelería representa una advocación, ya sea mariana o de algún Santo vinculado a la Cofradía.

En mitad del tablero y en la peana se asienta la Virgen sobre rico pedestal de plata labrada y cincelada, con un largo manto que sobresale, de bordado barroco donde se usan con roleos las hojas de acanto. El Palio la cubre y se adorna con agujetas, alamares y Querubines. Los varales son las piezas cinceladas que sustentan el techo, del que cuelgan las bambalinas también llamadas caídas de palio que terminan en borla. Y en su cielo va el medallón o gloria.

Bouquet es el ramo de flores que se conoce como "canastilla" si está situado en las esquinas de los basamentos de los barales o "piñas, fanales, conos o bicónicos" cuando está colocado en su tutor o morcillón de anea, o en las jarras o ánforas. "Fundir la cera" es el rito de colocar las velas o candelería, de menor a mayor tamaño, en los candeleros. Sobresalen también los candelabros o gran vástago o macolla del que surgen brazos voluptuosos sosteniendo unas tulipas guardabrisas de vidrio, dentro de los cuales se alojan velas cortas o codales. A menudo se opta por adorno con arbotantes o conjunto de candelabros esquineros de pura tradición malagueña.

La banda de corneta y tambores uniformada acompaña únicamente a los pasos de Cristo y tras el Paso de palio y devotos fervorosos que siguen a la Imagen titular toca la banda de música con cornetines, gagotes, turbas, flautas, cornos, trombones, saxos…clausurando así el séquito.

Comentarios