La Virgen del Mar procesiona entre el fervor de miles de almerienses.

Tras el cierre oficial de la Feria la noche del sábado, ayer fue la procesión con la Patrona de la ciudad, la Santísima Virgen del Mar, la que puso el broche de oro a los actos que en su honor se han celebrado desde el pasado día 20, con el pregón pronunciado por Emilio Esteban Hanza. Ante la gran aceptación que tuvo el obligado cambio de itinerario realizado el pasado año por las obras en distintas calles, la junta de gobierno que preside el nuevo hermano mayor, Antonio Salinas, decidió continuar este año con el mismo, haciendo que todo el cortejo procesional pasara nuevamente ante la redacción de Diario de Almería en la calle Conde Ofalia. Nuestros balcones se convirtieron en una privilegiada tribuna a la que accedieron varios fotógrafos por su magnífica perspectiva. Cuando hasta ella se adelantó el nuevo capataz de la Virgen, Antonio Andrés Díaz Cantón, nos indicó que el trono pasaría muy despacio para que los gráficos pudieran captar todos los detalles. El suyo sí que fue un gran detalle, como gran capataz y gran señor que es.

Pero ese no fue el único detalle que tuvo Antonio Andrés porque como capataz que se estrenaba este año en el cargo, cedió la responsabilidad del martillo y la dirección del trono a su antecesor en el cargo y actual horquillero de la Virgen, José María Campos. Éste hizo la maniobra de salida a la hora prevista, quince minutos antes de las ocho de la tarde, con una plaza abarrotada de personas que ofrecieron una sentida ovación a nuestra Patrona. Tras la interpretación del himno nacional sonó el que Manuel del Águila compuso a la Virgen del Mar, entremezclado con el repique de campanas y el estruendo de una traca de cohetes.

El tremendo calor y la humedad reinante volvieron ayer a ser protagonistas. Abanicos y pañuelos para secar el sudor eran las imágenes predominantes. En el cortejo participaron numerosas representaciones de las distintas hermandades y cofradías de la ciudad, tanto de penitencia como de gloria, cerradas por los miembros de la Agrupación de Cofradías con su presidente, José Antonio Sánchez Santander a la cabeza. Le siguieron los seminaristas, canónigos del Cabildo Catedral, obispo de la Diócesis y las corporaciones local y provincial.


Texto: Jose Manuel Quesada para El Almeria.

Comentarios