Recordando crónicas: 'Las procesiones de Cuevas destacan en toda la comarca y en Andalucía'.

José Mª Martínez de Haro pronunció el pregón anunciador de la Semana Santa el pasado viernes en la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, acompañado por el alcalde Jesús Caicedo Durante su discurso dedicó varios poemas a la Virgen, a Ntro. Padre Jesús Nazareno y a los costaleros cuevanos.

El pregonero de este año, el conocido periodista y doctor en Derecho, José María Martínez de Haro, natural de Garrucha, ofreció el pasado Viernes de Dolores un emotivo discurso, con tintes literarios, a la multitud que se congregó en la Iglesia durante el que ensalzó las virtudes de la Semana Santa cuevana que “en estos días solemnes, es templo y palio. Por sus calles discurre el acontecimiento más grande que señala a la cristiandad el misterio de la Muerte y la Vida”.

Martínez de Haro pronunció estas palabras durante el acto celebrado en la Iglesia de Nuestra Señora de la Encarnación, que contó con la presencia del alcalde, Jesús Caicedo, el cura-párroco del municipio, Antonio Jesús Martín, anteriores pregoneros y los hermanos mayores de las diferentes cofradías que organizan la Semana Santa local. Fue Francisco Viudez, el pregonero del pasado año el encargado de presentar al pregonero de este año, como es tradicional en el acto de apertura de la Semana Santa.

En su pregón, Martínez de Haro, destacó también que “me llena un sentimiento de orgullo, como hijo de esta comarca nuestra, poder dirigirme a todos vosotros en este bellísimos templo de Cuevas del Almanzora, donde los sentimientos del pueblo se funden en un abrazo de Hermandades y Cofradías con un respeto y un espíritu realmente ejemplar”.

Durante su discurso, el pregonero, agradeció la confianza depositada en él e indicó que “ante todo decir que, como escritor, investigador y periodista, es para mí un honor ocupar esta tribuna como Pregonero de la Semana Santa de Cuevas del Almanzora”.

El pregón de Martínez de Haro, de inspiración literaria, dedicó, acompañado de unos toques de guitarra, varios poemas a la Semana Santa de Cuevas, a sus vírgenes, a Jesús Nazareno y a los costaleros y costaleras que portan las imágenes que procesionan por sus calles. Hasta una saeta sonó en la Iglesia de la Encarnación, en recuerdo de las saetas que suenan en la calle la Rambla cada Semana Santa.

El pregón de este año hizo un especial y emotivo recorrido por todas las procesiones que se celebran en el municipio, recordando sus imágenes y los momentos de mayor solemnidad y devoción. Destacó también el pregonero que “Cuevas y sus gentes están estrechamente unidas a la Semana Santa, albergando en lo más íntimo una tradición que no se rompe, que llega de abuelos a padres y de padres a hijos. Esto conforma un sólido patrimonio espiritual y artístico muy difícil de igualar y que pertenece por entero al pueblo de Cuevas del Almanzora. Por ello destacan con mérito propio estas procesiones en toda la comarca y en toda Andalucía”.

El acto de la lectura del pregón contó con la presencia de la Agrupación Musical de Cuevas del Almanzora que interpretó ‘Concha’ y ‘Jerusalén’. Fue el inicio de los actos religiosos del Viernes de Dolores, al que siguieron el Domingo de Ramos con la procesión de la ‘Borriquita’ y el Lunes Santo, con la celebración de la Estación de Penitencia y Vía Crucis de la Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón y La Caridad.


Texto e imagen: Teleprensa.

Comentarios