Cuadrilla del Resucitado.

Ha sido una mañana complicada en la Catedral. A la hora prevista para la salida del Resicutado, un chaparrón obligó a retrasar la misma. Pasados pocos minutos sobre la una de la tarde, se decidía abrir las puertas para que saliera el cortejo, pero justo antes de que el paso de Jesús Resucitado saliera a la calle, la lluvía volvía y se tomaba la decición final de no salir a al calle.

El cortejo ha recorrido el interior del templo durante una hora y media, algo que les ha sabido a poco a los costaleros y miembros de la Pre-Hermandad, pero que les ha quitado parte del mal sabor de boca de no poder salir a la calle.

Foto: Lola Haro.

Comentarios