La Agrupación Musical San Indalecio abarrotó de publico la parroquia de San Pedro.

La Agrupación Musical San Indalecio de La Cañada participaba de nuevo en el Ciclo de Música Sacra el pasado sábado. Ofreció un concierto con un repertorio propio de Semana Santa en un templo que se encontraba lleno a rebosar, con mucho público de pie.

La formación dirigida por Francisco José Pérez Cruz comenzó su brillante actuación, en un lugar con una acústica perfecta, con la pieza María Santísima del Sol de F. Cano Ruiz. Luego hicieron La Pasión de Miguel Ángel González Cruz. Esta pieza originalmente para cornetas y tambores fue adaptada por Francisco José Pérez para una Banda sinfónica. Al público le gustó muchísimo la pieza Triana de Esperanza de C. Gómez Calado y Amanecer con Triana de J. M. Prieto.
Esta formación sinfónica continuó con Madre Hiniesta de Manuel Marvizón para continuar con Madrugá de Canela y Clavo de J. M.

Velázquez, Santísimo Cristo del Desamparo y Abandono de F. Herrera Míjes, Sale la Virgen de las Maravillas de V.M. Ferrer y Sentimiento Gitano de A. Martin Roldan.

El cierre del concierto fue La Madrugá de A. Moreno, que fue la apoteosis total con una actuación sublime de esta pieza que puso al público en pie. Todo el público aplaudió mucho a esta formación que llegaba desde La Cañada.

Texto y foto: Teleprensa.

Comentarios