La Virgen del Carmen volvió a pasear por las calles de Pescadería.

La hermandad de Nuestra Señora del Carmen, del almeriense barrio de Pescadería, volvió a cumplir con la tradición de procesionar a la Patrona de los hombres de la Mar por las calles del barrios, así como por la bahía.

Las seis en punto de la tarde era la hora marcada para que la patrona de los pescadores hiciera su aparición a las puertas de la iglesia parroquial de San Roque. Las órdenes del capataz, Manuel José Sánchez, junto a su padre Manuel, conocidos en los ambientes cofrades como los tachuelas, dirigieron magistralmente a los más de cuarenta y cinco costaleros que componían la cuadrilla para el paso de la Virgen que calza 35 costaleros. Lo realizaron acompañados por el primer capataz del Carmen, Manuel Sánchez, de segundo le asistió Antonio Sánchez.

La Patrona de los hombres del mar, la Virgen del Carmen, fue paseada por la bahía de Almería en el barco ‘Mi Montse, del armador Antonio Quero, El Nene; y que junto a su esposa, Juana Salmerón, su hija Toñi y su hermana Enriqueta, se sienten orgullosos de portar a Nuestra Señora en su barco, debido a su gran devoción. Las seis en punto de la tarde fue la hora de salida de la procesión desde la iglesia parroquial de San Roque. Contó con la participación de representantes de la Comandancia Naval de Almería, el segundo comandante de Almería, José Manuel Giménez y el brigada José Ramón Arenas. El hermano mayor de la Virgen del Carmen, Ramón Fernández, estuvo acompañado por el hermano mayor de la hermandad del Ecce Homo, José Luis Estévez, además del presidente de la Agrupación, José Antonio Sánchez y distintos representantes de las cofradías capitalinas. La banda de música Los Iris de Instinción y la banda de Santa Cruz acompañaron a la Virgen en la procesión.

Otro de los momentos de especial calado entre los devotos fue la subida de la Virgen del Carmen al barco ‘Mi Montse’ del armador Antonio Quero, El Nene: “Los dos barcos que tengo han portado a la Virgen del Carmen, lo he ido alternando entre El Nene y Mi Montse, que fue el primero que lo hizo. El pasado año me costó alrededor de setecientos euros portar a la Virgen y pasearla por el mar, esto sin contar los gastos de comida que preparas para los invitados. Pero no tiene importancia el dinero, a pesar de la crisis, por la devoción que sentimos por nuestra patrona, Nuestra Señora del Carmen”.

Cerca de la media noche, la procesión hizo su entrada a la iglesia de San Roque después de haber procesionado por la calles del barrio de Pescadería, entre aplausos y vivas a su patrona.

Texto: Juan Antonio Barrios en La Voz de Almería.
Foto: La Voz de Almería.

Comentarios