Los candidatos a presidir la Agrupación apuestan por el consenso para la Carrera Oficial.



Nadie duda que uno de los principales argumentos de la elección del nuevo presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de la Ciudad de Almería va a ser la posición que éste plantee en relación a la futura carrera oficial. Sobre todo en un año en el que todo estaba listo para que la carrera se trasladara al corazón del Casco Histórico de la ciudad y, a última hora, y ante el perentorio desacuerdo, ha terminado con mantener el trazado oficial en el Paseo pese a que algunas cofradías -Soledad y Perdón- se hayan descolgado de la misma.

Encarnación Molina y Juan Aguilera, candidatos a dirigir el colectivo de hermandades, estarían de acuerdo con el traslado de la carrera oficial al Casco Histórico siempre y cuando haya consenso. «Sí, por qué no», expone Juan Aguilera. «Es una decisión del pleno de la Agrupación. Así que enfocándolo de una manera correcta, no hay inconveniente», aducía ayer el candidato, que se mostró partidario de «buscar las sinergias posibles» entre las hermandades «y recobrar aquellas situaciones que se hayan podido dejar en los últimos tiempos para que la Agrupación aglutine la dinámica de las hermandades y sea el reflejo de todas las cofradías». «La propia agrupación debe de ser un ente de coordinación, tanto religiosa como cultural. También de formación. Debe de ser colaboración de todos. El presidente tiene que ser el que lleve las aportaciones de los hermanos mayores», espetaba Aguilera.

Por su parte, Encarnación Molina, que pertenece a la Hermandad Juvenil del Santo Cristo del Perdón casi desde su fundación, cree que el tema «se ha enfocado mal desde el principio» y que «habrá que estudiar y que trabajar» antes de tomar una decisión definitiva. «Debe de haber una regulación entre todos para que sea una cosa en condiciones», adujo Molina, quien postergó nuevos pronunciamientos hasta que, algo más adelante, exponga su programa.

Este año la suerte está echada. Pero para el año que viene, quien sabe. Al fin y al cabo ya hay mucho trabajo hecho desde la presidencia saliente. Y ha calado en Almería la posibilidad de que los cortejos procesionales se encaminen hacia la plaza de la Catedral, centro histórico de la ciudad antigua.

Texto: Andrés Maldonado en Ideal.

Comentarios