Mantilla negra, blanca... y también burdeos.


Siempre es agradable descubrir "sorpresas" relacionadas con la Semana Santa y, para mi, más aún si están relacionadas con las mantillas. Como comentábamos hace algunos días, ver una mantilla blanca en la calle es harto difícil, qué decir ya de otro color. En Almuñécar (Granada), sin embargo, la cofradía de San Juan incorporó las mantillas a sus cortejos dictando como norma que vistieran la prenda en color burdeos, característico de la corporación.


PD: Gracias a Javier Tortosa por el soplo vía Facebook.

Comentarios