La Virgen de las Angustias vuelve a su casa en Viator.

La Virgen de las Angustias ya se encuentra de nuevo en su camarín de la iglesia parroquial y los viatoreños han vuelto a rendirle culto. La patrona de Viator ha vuelto a casa tras cinco meses de restauración en un taller almeriense. Para festejar su regreso, la cofradía de la parroquia organizó varios actos que tuvieron lugar este domingo. La jornada comenzó con una procesión matinal a la que acudieron cientos de viatoreños. Tras el desfile procesional se ofició una misa en el templo de la localidad y a su término la imagen de la patrona volvió a su camarín.

La Virgen de las Angustias fue nombrada patrona del pueblo en 1769. La primera imagen de la Virgen correspondía con la que había en el Palacio Episcopal, que se trasladó a la ermita que mandó construir el obispo Claudio Sanz y Torres y que se inauguró en 1766. Con el aumento poblacional y el crecimiento de fieles hubo que ampliar la ermita que se convirtió en el actual Altar Mayor de la iglesia parroquial tras añadirle una nave.

Consolidada la iglesia y la población, se encargó un busto de la Virgen de Las Angustias al taller murciano de Salzillo para devolver al Palacio Episcopal la que había en la antigua ermita. Esta imagen fue quemada en 1936 durante la Guerra Civil, de la cual sólo se conserva el rostro, que es el de la actual Virgen de la Angustias. La imagen de la patrona que hoy preside todos los actos religiosos es una reproducción de la anterior realizada en talleres de imagineros de Granada.

Texto: Teleprensa.

Comentarios