Reseña de la tercera conferencia del V Centenario de “Las Puras”

El escenario de las tres conferencias ha sido la Iglesia de La Purísima Concepción para que Las Puras, desde su clausura en el Coro bajo, pudiesen estar presentes en los actos organizados para su conmemoración. 

La presidenta de la Asociación de Vecinos "Casco Histórico", Magdalena Cantero, se dirigió a los presentes, haciendo un breve recorrido por los contenidos tratados en las conferencias anteriores, así el arquitecto Eduardo Blanes, responsable de la restauración del Monasterio, expuso el proceso de restauración del edificio, cuya ejecución se desarrolló entre los años 1988 y 2005. 

María del Rosario Torres, profesora de Historia del Arte de la UAL, se centró en los aspectos artísticos y en el patrimonio mueble que alberga el Conjunto declarado Bien de Interés Cultural por la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía en 1992. 

Estableció cómo los preceptos de la Orden Franciscana de pobreza y austeridad marcaron arquitectónicamente el trazado del edificio, mientras que iconográficamente, la Inmaculada Concepción es el epicentro temático presente en las distintas dependencias conventuales. 

Acto seguido, Cantero pasó a presentar al último de los conferencias de este Ciclo, el Historiador y cronista almeriense, Antonio Sevillano, conferenciante y colaborador habitual de Diario de Almería, del que destacó la presidenta de Casco Histórico su prolífico trabajo para recuperar de la pátina del silencio a personajes y personalidades de Almería, al tiempo que destacó el libro que está concluyendo sobre la Historia del Convento de Las Puras. 

Antonio Sevillano Miralles se centró en los aspectos históricos del inmueble y su relación con la evolución de la ciudad, aportando datos relevantes con los que enriqueció su exposición. 

Sevillano Miralles narró los acontecimientos que se han ido sucediendo en el interior del Real Monasterio de Las Puras. Unos muros que han mantenido a buen recaudo la historia viva de Almería gracias al día a día de sus moradoras, un hecho que nos ha permitido conocer desde las consecuencias devastadoras del terremoto que asoló Almería en 1522, la invasión napoleónica en suelo almeriense 1810-1812, la devastadora Guerra Civil que destrozó innumerables documentos y obras de valor religioso, así como cuestiones achacables a la "historia" con minúscula, pero de indudable valor y que nos dicen mucho de la valentía de las mujeres que han habitado estos muros. Citó Sevillano episodios pasados, como los del siglo XIX, cuando el obispo Anacleto Meoro arrebató a Las Puras 325 metros y la casa del portero para la ampliación del Seminario, causa por la que aún les adeudan desde el obispado 19.729 reales. 

Destacó el historiador almeriense cómo tras la desamortización de Mendizábal y ante la obligación establecida a las órdenes religiosas de prestar servicios de enseñanza o sanitarios, en Las Puras se instaló en 1877 el primer Colegio de enseñanza femenino de la ciudad, más tarde cuartel de la Guardia de Asalto, sede de la Delegación Provincial de Juventudes, emisora de Radio Juventud y ahora sede de la Universidad Nacional a Distancia UNED. 

Al finalizar el acto la presidente de la Asociación "Casco Histórico" hizo entrega al ponente de un Diploma en agradecimiento por su participación.

Texto: El Almería.

Comentarios