San Juan se queda vacía hasta el Sábado Santo

La Iglesia de San Juan Evangelista se quedó ayer más vacía que nunca después de que las cuatro imágenes que alberga durante el año fuesen trasladadas a sus respectivos lugares de salida de cara a esta próxima Semana Santa que ya está a la vuelta de la esquina. 

Primero lo hizo la corporación erigida canónicamente en este templo. A las siete de la tarde se celebró la Función Principal de Instituto con protestación de Fe católica, juramento de reglas e imposición de medallas a los nuevos hermanos. Presidió la Eucaristía el párroco de San Juan y Director Espiritual de la corporación, Tomás Cano Rodrigo. 

Con este acto concluyeron los cultos que desde el pasado lunes se han venido celebrando en honor al Santísimo Cristo de la Buena Muerte. Al terminar la Santa Misa comenzó el Solemne Traslado de ambas imágenes titulares de la corporación, el Cristo de la Buena Muerte y Nuestra Señora de las Angustias. 

El cortejo lo abrió la Cruz Parroquial de la hermandad, flanqueada por dos faroles. Tras ello, filas de hermanos vistiendo de riguroso negro y portando cirios. La primera imagen fue la del crucificado, portada por sus costaleros. Tras esta, la Virgen de las Angustias fue llevada sobre sus andas. 

El traslado fue acompañado musicalmente por la Capilla Musical Passio de Almería, quien puso la solemnidad que el acto requería. 

Tras recorrer Plaza General Luque, San Juan, Almedina, La Reina, Arráez, José Ángel Valente, Sánchez Toca, General Castaños, Plaza de la Catedral, Eduardo Pérez, Conde Xiquena, Infanta, Real, Siloy, Plaza de San Pedro, Ricardos, Navarro Rodrigo y Obispo Orberá, las imágenes entraron en la Capilla Conventual de la Compañía de María pasadas las nueve y media de la noche. Desde aquí, hay que recordar, la hermandad realizará su salida el próximo Jueves Santo. Tras esta, los titulares serán trasladados el Sábado Santo nuevamente hasta su sede canónica de San Juan. 

Tras abandonar la Hermandad de las Angustias el templo de San Juan fue la otra corporación del mismo, que hay que recordar que reside en este desde que fue trasladada de su sede canónica del Hospital hace algo más de un año, quien también trasladó a sus imágenes. 

La Hermandad del Rosario del Mar comenzó su traslado pasados unos minutos de las ocho y media de la noche. En este caso, tanto el Cristo de las Penas como la Virgen del Rosario del Mar fueron trasladados sobre unas mismas andas por costaleros de ambas cuadrillas. 

El cortejo lo abrió la Cruz Parroquial y, tras la misma, filas de hermanos portaron cirios para, al igual que Angustias, dar la solemnidad que merecía este acto. 

Después de recorrer San Juan, Almedina, Reina, Arráez, José Ángel Valente, General Castaños, Catedral, Eduardo Pérez, Real, Gravina y Plaza Virgen del Mar, las imágenes realizaron su entrada en el Convento de Santo Domingo a las diez de la noche. Hay que recordar que esta cofradía realiza, desde el pasado año, su salida procesional desde el Santuario de la Patrona también en la tardenoche del Jueves Santo. 

Al igual que su homónima, las imágenes serán trasladadas de vuelta hasta la Iglesia de San Juan el próximo Sábado Santo, en este caso siendo esta la primera en realizar el traslado.

Noticia publicada en El Almería

Comentarios